Realizan primer trasplante de tejido óseo de la región en Hospital de Coquimbo

Por primera vez en la Región de Coquimbo se efectuó un trasplante de tejido óseo con huesos donados por pacientes vivos, un hito que implica grandes beneficios para los pacientes que requieran de una intervención quirúrgica en el área traumatológica, especialmente por el ahorro significativo de tiempo y de dinero.

 

Esto es posible gracias a la puesta en marcha de un Banco de Tejido Óseo, iniciativa que nace del trabajo en conjunto entre las facultades de Medicina y de Ciencias del Mar, ambas de la Universidad Católica del Norte (UCN) y el hospital San Pablo de Coquimbo.

El financiamiento para la puesta en marcha de esta unidad fue entregado por el Gobierno Regional a través del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC).

Claudia Benavente es la primera trasplantada con tejido óseo donado por este banco, quien explicó que “yo tenía el desplazamiento de una prótesis anterior de una operación de cadera, que se soltó con el tiempo debido a que el hueso tenía un defecto, por lo tanto el doctor me contó de este procedimiento que se estaba haciendo en el Hospital de Coquimbo, que existía este banco de tejido óseo, acepté el planteamiento del médico y me sometí a ojos cerrados. De cierta manera quedó mucho mejor la prótesis adherida y el injerto, con esto me siento contenta porque la recuperación ha sido fantástica”.

Esta iniciativa garantiza la calidad y seguridad de los injertos y permite la permanente actualización e implementación de nuevas tecnologías. Los principales beneficiarios serán los pacientes de la unidad de traumatología que requieran el mejoramiento de sus prótesis o las víctimas de accidentes que necesiten de algún injerto óseo.

El doctor Álvaro Rojas, parte del equipo médico que realizó la intervención, señaló que la importancia del primer banco de tejido óseo es que “nos permite reemplazar articulaciones o prótesis, cubriendo de huesos el defecto, cosa que antes era muy difícil porque teníamos que comprarlo, por lo que hacer un injerto significaba gastar millones de pesos”.

Fuente: Detoque.net