En Hospital Guillermo Grant Benavente se realizó nuevo trasplante con donante vivo

Un total de nueve trasplantes realizó durante 2017 el Hospital Regional.

De hecho ayer fue dado de alta Matías Arratia Vallejos (23) del servicio de pensionados del centro hospitalario tras recibir un riñón de su padre.

En 2015, una repentina alza de presión lo llevó a consultar en un Cesfam, luego en el hospital de Coronel y tras practicarle exámenes, le certificaron una inesperada insuficiencia renal. De ahí en más, las diálisis se sucedieron tres veces por semana, por tres años. “Un mes después empecé a asimilar lo que se venía, pero siempre con la esperanza de seguir adelante ni echarme para atrás ni complicarme por cosas banas”, dijo Matías.

Francisco, su padre, manifestó que en cuanto supo que era posible hacer un trasplante de donante vivo, no lo pensó dos veces. “Tenemos dos riñones y podemos vivir con uno y si era necesario que mi hijo tuviera uno de los míos para seguir con vida, tenía que dárselo desde el alma”.

La compatibilidad con su progenitor permitió a los clínicos del Regional extraer el órgano y, casi de forma simultánea, practicar a Matías este octavo y último trasplante renal con donante vivo. Con ello, la vida le dio una nueva razón para ponerse, literalmente, en pie. “Es el inicio de algo nuevo: nuevas metas, nuevos desafíos y nuevas esperanzas”, comentó el joven.

Se informó que el próximo trasplante, con donante vivo, se realizará el cuatro de enero, esta vez será una donación madre e hija.

Fuente: Diario Concepción