Trasplantados cardiacos piden a la comunidad donar órganos

A menos de un mes de ser trasplantados de corazón en el Hospital Regional de Concepción, Nancy Sáez y Juan Carlos Aqueveque, asistieron ayer a su primer control en el centro de salud donde aseguraron que se sienten felices y que consideran el trasplante como una segunda oportunidad.

 

A sus 44 años, la penquista Nancy Sáez jamás pensó que alguna vez sería sometida a un trasplante cardiaco, sufrió un infarto fulminante el 29 de mayo que derivó en la cirugía el 7 de agosto, recibiendo un órgano proveniente de un donante de Chillán.

Distinta fue la situación de Aqueveque, quien a sus 59 años fue diagnosticado con un envejecimiento cardiaco que hacía necesario el trasplante. “El doctor me dijo que mi corazón era una verdadera pasa (...) estuve con desfribrilador, pero fue poquita la espera el 12 de agosto me avisaron que había llegado el corazón e ingresé a pabellón”, dijo el oriundo de Chillán que recibió un órgano de un chillanejo.

Enrique Seguel, jefe del equipo de cardiocirugía del Regional, calificó como positiva la evolución de ambos pacientes, explicó que la principal indicación de trasplante es la insuficiencia cardiaca. “Se controlan alrededor de 80 pacientes actualmente y de ellos candidatos a trasplante hay uno y, probablemente uno más que vaya a aparecer durante el año”.

Pero la atención se ampliará a pacientes de Temuco, Los Ángeles y Puerto Montt y la proyección es realizar 10 trasplantes anuales, cada uno tiene un costo cercano a los $30 millones.

Fuente: Diario Concepción