Corremos por la Vida 2017 - Héroes de Corazón

Fuente: https://www.instagram.com/heroesdecorazoncbs/

1000 bomberos de todo Chile- algunos de Argentina y Ecuador- incluyendo decenas de mujeres, más “embajadores” (representantes de auspiciadores, equipos de salud y agrupaciones de pacientes), emprendieron este domingo 3 de septiembre, el ascenso de los 61 pisos del Costanera Center. Lo hicieron por una causa: la promoción de la donación de órganos. Sus cascos mostraban frases, derribando mitos, llamando a la solidaridad.

 

Abajo, el Cuerpo de Bomberos con todas sus autoridades, sus compañeros, las familias (muchos niños ¡vestidos de bomberos!), los esperaban y alentaban. Era una fiesta. Una reunión de buenos hombres y mujeres; voluntarios de una institución que hoy- me atrevo a decir- es la más respetada en Chile.

Subieron con sus trajes puestos; de distintos colores y materiales; con emblemas de sus respectivas Compañías; banderas de sus regiones, de Chile, Argentina y Ecuador.
Bajaban agotados, con la cara y el pelo mojados; orgullosos de su esfuerzo y logro. Los esperábamos los de la Corporación del Trasplante, el Superintendente de Bomberos de Santiago, Miembros Honorarios de Bomberos y otras autoridades.

Yo, en nombre de la Corporación del Trasplante, les agradecí su esfuerzo, destinado a tantos pacientes que esperan. A mi lado, Oscar Maturana, trasplantado bipulmonar, le ponía rostro al objetivo final. Les colgábamos sus medallas, y al hacerlo, sentí tanta emoción; tanta esperanza; tanta fuerza y valor. Sentí con fuerza que el mundo no se agota en malas noticias. Que en este, y tantos lugares, puede florecer la solidaridad, y dar miles de frutos, la empatía; que en un mundo quebrado por la violencia, la desmesura y la ambición, hombres y mujeres pueden poner su fuerza, para ayudar al otro.

Hasta que un bombero, con la cara llena de manchones rojos, agotado, se desvió al salir, como queriendo evitarnos. Me acerqué a él para condecorarlo. Pero me dijo que no lo hiciera, porque él no había llegado a la meta. “Sólo alcancé al piso 23”, me dijo, con pena. Yo le contesté que era un héroe, igual. Que no importaba subir 61 pisos, 40 o 20; que su gesta era heroica, por su espíritu, su trabajo ofrecido a diario para ayudar a quién lo necesite, y además por participar de esta iniciativa. Se fue un poco más contento, con su medalla al cuello.

Espero que cuando la vea, recuerde que las metas no son iguales para todos. Porque nuestras capacidades no lo son. Que si Chile lucha para que haya más donantes, es porque queremos trasplantar más pacientes. Y que entonces ellos puedan superar su enfermedad, su limitación, y así ponerse metas más altas.

Con todo el corazón, gracias al Cuerpo de Bomberos de Chile, por el precioso acto del domingo.

Anamaria Arriagada
Presidenta Corporacion del Trasplante
Septiembre del 2017

Galería de Imágenes

Si deseas subir tus fotos a esta galería, envianos un correo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. con el asunto "Corremos por la Vida 2017"