Primer trasplante cardíaco a un bebé con incompatibilidad sanguínea

Una bebé de 5 meses de edad que padecía una cardiopatía congénita grave ha recibido un corazón de un donante con un grupo sanguíneo diferente al suyo, gracias a una nueva técnica empleada por primera vez en España.

n equipo multidisciplinar de especialistas del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid ha realizado, por primera vez en España, un trasplante cardíaco con incompatibilidad de grupo sanguíneo a una niña de cinco meses con una cardiopatía congénita grave. Para que esta intervención, en la que el pequeño paciente recibe un corazón de un donante cuyo grupo sanguíneo es diferente al suyo, tenga éxito, se realiza un lavado de anticuerpos en sangre y se transfunden hemoderivados especiales (plasma y plaquetas del grupo sanguíneo AB que carecen de isohemaglutininas), con el objetivo de que no se produzca un rechazo del nuevo órgano.

En España, hasta ahora, es necesario que exista compatibilidad de grupo sanguíneo entre donante y receptor para un trasplante cardíaco, porque en caso contrario se produce un rechazo hiperagudo tras el implante que tiene como consecuencia el fallo del órgano. Sin embargo, con esta técnica se podría incrementar hasta un 50% la cantidad de trasplantes de corazón en bebés menores de un año, reduciéndose de esta forma el tiempo que deben pasar en lista de espera hasta que se encuentra un órgano compatible.

El programa de Trasplante AB0 Incompatible permitirá duplicar el número de trasplantes cardíacos en los bebés

Con el programa de Trasplante AB0 Incompatible se puede realizar un trasplante de corazón en un bebé, gracias a que los niños nacen sin anticuerpos frente al grupo sanguíneo (isohemaglutininas), que se mantienen en bajos niveles hasta los 15 meses de edad, lo que permite implantar un órgano procedente de un donante cuyo grupo sanguíneo no sea compatible con el receptor sin que se produzca el mencionado rechazo hiperagudo y sin que, además, su organismo desarrolle anticuerpos frente al grupo sanguíneo del donante.

Reducir la tasa de mortalidad en bebés en lista de espera
En el caso de los bebés los especialistas se encuentran otro problema cuando necesitan un trasplante de corazón, ya que es necesario que el nuevo órgano tenga el tamaño adecuado para que quepa en su pequeño tórax. Por eso en este grupo disponen de menos donantes, y la aplicación del programa de Trasplante AB0 Incompatible, que prioriza la urgencia sobre la compatibilidad sanguínea, es tan importante para reducir la mortalidad de los niños que se encuentran en lista de espera.

De hecho, seguir este procedimiento, para lo que ya se ha formado a más de 300 profesionales sanitario del Gregorio Marañón (médicos, personal de enfermería y técnicos del Banco de Sangre), permitirá duplicar el número de trasplantes cardíacos en los bebés, y reducir entre el 75 y el 5% la mortalidad en lista de espera de los pacientes más graves.

Fuente: WebConsultas.com

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar